CONSIDERACIONES SOBRE EL CONSENTIMIENTO:

UNA GUÍA PARA ADOLESCENTES
Y JOVENES ADULTOS

 

Obtener consentimiento se trata de consultar con alguien para estar seguro de que ambos quieran y estén de acuerdo con lo mismo. Considera estas preguntas para ayudarte a pensar mejor si la otra persona está realmente interesada o si tal vez no es la persona, el momento o el lugar adecuados.


 
 

DIFERENCIAS
DE PODER


Si eres más maduro que alguien o tienes más poder o autoridad (como ser más popular o el que conduce), otros pueden sentirse obligados a acompañarte incluso cuando no lo deseen.

 
 

Preguntas que debes hacerte a ti mismo:

  • ¿Soy mayor que ellos?
  • ¿Tengo poder o privilegio sobre ellos?
  • ¿Los estoy sobornando con regalos o promesas?
  • ¿Se ve afectado su juicio (por falta de sueño, por drogas o alcohol, por desarrollo, etc.)?
 
 

LENGUAJE CORPORAL


A veces las personas tienen ideas diferentes sobre cómo comunicar interés o consentimiento. Escuchar la comunicación verbal y no verbal puede ayudarte.

 
 

Preguntas que debes hacerte a ti mismo:

  • ¿Cómo puedo saber que quieren hacer esto?
  • Incluso si dijeron que sí, ¿hay señales de que no quieren hacer esto (tono de voz incierto, alejarse, llorar, etc.)?
  • ¿Entienden completamente lo que les pido?
 
 

Motivación


A veces las personas pueden sentirse obligadas por razones sociales, económicas o físicas a hacer algo que realmente no quieren hacer.

 
 

Preguntas que debes hacerte a ti mismo:

  • ¿Sienten presión para hacer esto?
  • ¿Les estoy dando la oportunidad de decir sí o no?
  • Si no están de acuerdo, ¿temen mi reacción, la pérdida de amigos o la pérdida de oportunidades?