¿Qué debo hacer si un agresor sexual registrado se muda a mi vecindario?

Haces todo lo posible para asegurarte que tus hijos estén seguros. Pero, ¿qué haces si un agresor sexual registrado se muda a tu vecindario? Puedes sentir como si de repente no tienes control sobre la seguridad de tu hijo. Una amenaza potencial ha llegado y no sabes qué hacer ni qué decir. Estos son algunos consejos sobre cómo manejar lo que podría ser una situación abrumadora.

Mantén la Calma

Puede ser fácil asumir que es sólo cuestión de tiempo antes de que algo malo suceda. Aun cuando se debe reconocer la amenaza de reincidencia, es posible para los agresores sexuales convertirse en miembros productivos de sus comunidades, sobre todo si son apoyados y supervisados. Por supuesto que debes ser vigilante en la protección de tu hijo, pero no entres en pánico.

Obtén información

Trata de conseguir información más precisa acerca de la situación. Puedes escuchar rumores sobre el agresor por parte de la gente de tu vecindario, y todo lo que oigas puede no ser correcto. Hay una variedad de razones por las que alguien puede estar en el registro. El Departamento de Justicia mantiene el sitio web público nacional de agresores sexuales y ahí puedes obtener información específica sobre el agresor que vive en tu vecindario. La información disponible varía de estado a estado, pero el registro es un buen punto de partida. Para más información puedes comunicarte con las autoridades.

Habla con tus hijos y vecinos

Siempre puedes ser proactivo como padre de familia y vecino al discutir formas para reducir el riesgo y proteger a los niños contra el abuso sexual. Sé sensible al compartir información sobre el agresor sexual, no querrás difundir rumores. Pero el tema del abuso sexual posiblemente saldrá a flote en tu vecindario, y tú puedes compartir información importante y correcta con las personas. En Defend Innocence, creemos que la educación es una de las claves de la prevención, y tú puedes ser una parte de la educación de otras personas. Consulta nuestros recursos para padres para ver información esencial que puedes compartir.

Proporciona una comunidad de apoyo

Los agresores sexuales que están siendo reintegrados a la sociedad generalmente quieren tener éxito. Quieren llevar una vida productiva libre de perpetrar, y las comunidades donde viven pueden tener un impacto en su éxito. Un estudio en el American Journal of Public Health señala que los individuos con antecedentes penales se reintegran a la sociedad con más éxito cuando tienen apoyo social, vivienda y empleo. Es comprensible que quieras aislar al agresor de tu vecindario. No necesitas interactuar de ninguna manera que te haga sentir incómodo, pero el acoso y la discriminación pueden hacer que el riesgo de volver a incidir empeore en vez de mejorar. Esta persona es ahora un miembro de tu comunidad y tu comunidad será más saludable si todos los miembros tienen éxito.

Tener un agresor sexual registrado viviendo cerca de ti no es ideal, pero no asumas lo peor de la situación. Es muy posible que esa persona nueva en tu vecindario quiera las mismas cosas que tú: una comunidad segura llena de respeto mutuo. Sé consciente de la situación y sé sensible a lo que está sucediendo, y te podrás sentir satisfecho de que estás haciendo lo que puedes para proteger a tus hijos.