Los 3 Tipos de Abusadores y Sus Patrones de Preparación 

La educación es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el mundo. 

– Nelson Mandela- 

Cuando se trata de proteger a nuestros niños contra el abuso sexual, una de las herramientas más importantes a nuestra disposición es la educación. Si aprendemos la realidad, las señales y patrones que usan los abusadores para cometer abuso sexual de menores, estaremos mejor preparados para defender la inocencia de nuestros niños.

Kenneth V. Lanning, un ex perfilador del FBI dividió a los perpetradores de abuso sexual de menores en tres categorías diferentes. Cada grupo tiene patrones de preparación diferentes que usan para acercarse a los niños. A continuación, se presentan los tres tipos de abusadores y cómo cada uno se comporta generalmente.

Agarradores/Atrapadores

El concepto de “Cuidado con los Desconocidos” vino como respuesta a los agarradores. Estos son desconocidos que atraen al niño de alguna manera (caramelos, cachorros, etcétera.) y suelen atacar solamente a un niño sólo una vez, aunque con el tiempo abusan a muchos. Constituyen apenas un 10% de los abusadores, a pesar de que la mayoría de la gente piensa en los agarradores/atrapadores cuando piensa en un abusador.

Otorgadores

Este sería alguien con un aspecto de autoridad sobre un niño dentro del círculo de confianza. Un padre, padrastro, maestro, entrenador o miembro del clero que abuse de un niño sería considerado un otorgante. Ellos utilizan amenazas y chantaje, así como también retención de cuidados, favores u otras necesidades para obtener lo que quieren. Es difícil para un niño delatar a un otorgador porque ellos están vinculados muy estrechamente a su vida cotidiana.

Preparadores

Éstas generalmente son personas conocidas que forman parte del círculo de confianza. Son encantadores, preparan tanto al niño como a sus padres para tener acceso al niño. Usan halagos y regalos, y los animan a guardar secretos. Son lo opuesto de un agarrador en el sentido de que se toman su tiempo con un niño en particular o un grupo pequeño de niños. A pesar de que comienzan con bondad, también utilizarán amenazas para mantener su secreto y mantener al niño bajo su control.

Aunque estas son las tres categorías principales, no todos encajan en una de ellas. Ellos pueden mostrar características de más de una de las categorías, como por ejemplo un miembro de la familia que se comporta como un acosador en lugar de un otorgador. Lo más importante que hay que recordar es que  eres el mayor protector de tu hijo. Educarte en cuanto a quién y qué observar hará una gran diferencia para mantener seguro tu hijo.