No queremos decirte exactamente lo que tienes que decirle a tu hijo sobre el desarrollo sexual saludable. Simplemente queremos proporcionarte las herramientas para que te eduques sobre lo que debes enseñar basándote en tus valores.

A continuación encontrarás una lista de temas o preguntas que deberías considerar. Es difícil educar a tu hijo sobre algo de lo que no estás seguro. Esta lista te permitirá poner en orden tus ideas ANTES de que tu hijo te haga las preguntas:

01

ANATOMÍA MASCULINA Y FEMENINA.

¿Cuáles son algunas de las cosas más importantes que quieres enseñarle a tu hijo sobre cada tema? ¿Cómo vas a enseñar a tu hijo estos temas tan importantes?

02

ABSTINENCIA, SEXO SEGURO, CONDONES, CONTROL DE LA NATALIDAD E INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL.

¿Qué le vas a decir a tu hijo y cuándo? Los niños obtendrán información sobre la sexualidad en algún lugar, pero es mejor si viene de ti. ¿Cómo y cuándo abordarás estos temas?

03

EXCITACIÓN SEXUAL Y MASTURBACIÓN.

¿Cuáles son tus sentimientos sobre ellos? ¿Qué le dirás a tu hijo si acude a ti con preguntas o preocupaciones sobre ellos?

04

COMPORTAMIENTO DE NOVIAZGO, ROMANCE, BESOS Y ABRAZOS.

Puede ser difícil imaginar que su hijo participe en comportamientos románticos o citas, pero usted querrá abordar sus pensamientos y sentimientos sobre el tema antes de que llegue su primera cita a la puerta. ¿Cómo te gustaría que actuaran con sus compañeros en este aspecto? ¿Qué cosas NO quieres que hagan?

05

MENSTRUACIÓN Y PUBERTAD.

Enseñar a tu hijo, sea hombre o mujer, sobre la pubertad, la menstruación y sus propios cambios corporales, ayudará a evitar muchas confusiones en su adolescencia. ¿Cuándo y cómo quieres abordarlo?

06

IMÁGENES SEXUALES EXPLÍCITAS Y SEXTING.

Los adolescentes son especialmente vulnerables a tener que abordar estas cosas antes de haberlas abordado en casa. ¿Cuál es tu posición al respecto y cómo vas a inculcar esos valores cuando hables con tu hijo de ellos?

07

VIOLACIÓN Y CONSENTIMIENTO.

Puede ser un tema muy incómodo para pensar, pero la mejor prevención es la educación. Hablar con tu hijo sobre el consentimiento desde una edad temprana (sobre cosas relacionadas y no relacionadas con un desarrollo sexual saludable) puede hacer que esta conversación sea más fácil de iniciar. ¿Cómo influye el consentimiento en su vida actual? ¿Cómo esperas que utilicen el principio del consentimiento en pareja o en citas?

08

respeto.

Cuando pienses en los valores que quieres que tu hijo aprecie, ten en cuenta que los demás pueden no tener el mismo sistema de creencias. ¿Cómo vas a enseñar a tu hijo a respetar las diferencias de los demás sin dejar de ser fiel a sus propios valores?

09

abuso sexual.

Aprender sobre los signos de abuso sexual, los tipos de agresores y sus patrones, así como los mitos y las verdades, te permitirá proteger a tu hijo. También puede ver los lugares en los que tu hijo podría necesitar más educación sobre estos temas. ¿Qué has aprendido que tu hijo necesita saber sobre el abuso sexual?

10

REDES SOCIALES Y PRIVACIDAD.

Puede parecer que esto no está directamente relacionado con un desarrollo sexual saludable, pero las redes sociales juegan un papel más importante que nunca en la vida de la generación más joven. ¿Qué quieres que sepa tu hijo para mantenerlo seguro y protegido en Internet?

Si piensas en estos temas, en lo que crees personalmente y en lo que quieres que tu hijo sepa (y cuándo), estarás bien preparado para las pequeñas conversaciones, las grandes conversaciones y las preguntas que surjan. Recuerda que TÚ eres el mejor recurso para tu hijo y su mejor defensor contra el abuso sexual infantil.

Habla con tus hijos a todas las edades

Tú puedes hablar con tu hijo sobre el desarrollo sexual saludable sin importar la edad. A continuación tenemos enlaces a artículos sobre lo que debes cubrir en cada edad. Siempre tómate el tiempo para pensar en lo que vas a decir y recuerda tener en cuenta la madurez de tu hijo. Y recuerda, cada vez que tienes una conversación corta hace que sea un poco más fácil tener la siguiente.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN

Conviértete en Defensor. Dona Hoy.