Puedes Prevenir el Abuso Sexual Infantil en tu Comunidad

Blog escrito por Karen Brown

Digamos que acabas de aprender información muy importante sobre cómo mantener a tu hijo a salvo del abuso sexual, y querías compartirla con otras personas de tu comunidad. ¿Cómo lo harías? El abuso sexual infantil puede ser un tema delicado y a veces es difícil saber cuál debe ser el siguiente paso.

En Defend Innocence, te ayudamos a compartir fácilmente la educación sobre diversos temas con tus amigos, vecinos, escuelas y comunidades a través de cursos sencillos que cualquiera puede enseñar. Si tienes poco tiempo, puedes enseñar un segmento ya que cada curso se divide en segmentos más pequeños. Con cada segmento, te proporcionamos una guía de discusión fácil de seguir e incluimos todos los recursos que necesitarás para enseñar.

Como madre, siempre he sentido que mi primera prioridad es mantener a mis hijos a salvo. A medida que aprendí más sobre la misión de Defend Innocence, me decidí a tomar las medidas necesarias para ayudarlos a mantenerse a salvo del abuso sexual. El primer pensamiento que tuve fue que quería enseñar a todos los que me rodeaban, especialmente a los que interactúan con mis hijos, a aprender las cosas que he aprendido.

Al principio estaba un poco nerviosa, pero me dirigí a los líderes de mi iglesia y les pregunté si podía compartir una discusión sobre cómo mantener a los niños a salvo del abuso sexual. Revisé el sitio web de Defend Innocence con ellos para que supieran que mis materiales venían de una organización respetable. Estaban muy abiertos a ello y programaron una noche durante la semana donde los adultos pudieran venir y participar en esta discusión.

Hubo una amplia variedad de adultos que asistieron, desde padres a abuelos y hasta los que no tienen hijos. Fue una discusión muy interesante e ilustrativa. Todos los padres de los amigos de mis hijos estaban ahí y hablamos sobre las formas de mantener a nuestros hijos a salvo y educarlos. Como parte de la discusión, los animé a seguir a Defend Innocence en las redes sociales. Ahora, como todos vemos las publicaciones sociales, nos da la oportunidad de revisar estas conversaciones y compartir más ideas y experiencias. Ha sido un gran alivio poder hablar de estos temas abiertamente con mis amigos y vecinos.

No tienes que tener que conocer a un gran grupo de personas para ser influyente. Sólo tienes que conocer a un grupo de personas que puedas reunir. Tu grupo podría ser un grupo de juego, un club de póquer, un club de lectura, un grupo de acolchados, empleados de negocios, un club de corredores, un grupo de una iglesia, un grupo de la Asociación de padres y maestros, una clase en la escuela, un grupo de bingo, etc. Podría incluir a tus hermanos o vecinos, o puede ser tú y tu pareja. Ya sea que tu grupo sea grande o pequeño, puedes influenciar a tu comunidad de una manera significativa.

Educarte a ti mismo es un gran comienzo para reducir el riesgo de abuso sexual infantil, y a través de la educación de las comunidades que te rodean, puedes ayudar a poner fin al abuso sexual infantil. Estamos aquí para ayudarte a hacer eso. Piensa en las personas con las que interactúas y que interactúan con tus hijos. ¿Puedes reunir a un grupo de 3 o 4 personas para compartir recursos y tener una discusión? Por supuesto que puedes, y aquí es donde puedes empezar.

 

Karen Brown

Blog escrito por Karen Brown

Karen Larsen Brown actualmente trabaja como Gerente de Alcance Comunitario para The Younique Foundation.  Su objetivo es llevar herramientas de sanación y prevención a las comunidades de todo el mundo. Anteriormente, Karen ha trabajado ayudando a llevar capacitación en intervenciones sensibles al trauma a trabajadores sociales y cuidadores que trabajan con niños. También ha ayudado a quienes luchan contra el trastorno por consumo de sustancias a encontrar recursos de recuperación. Karen ha estado casada con su marido, HR, durante 15 años y le encanta descubrir la vida con él a su lado. Está encantada de ser madre de una hija adolescente y de dos niños gemelos de 10 años. A Karen también le gusta leer, viajar, cocinar y caminar por las hermosas rocas rojas de Utah.