Aquí en Defend Innocence, una de las principales razones por las que protegemos a los niños contra los abusos sexuales es prepararlos para el éxito en el futuro. Lamentablemente, el abuso sexual infantil puede tener un impacto a lo largo de la vida de alguien. Por ejemplo, el estudio ACE muestra que ciertas experiencias infantiles (incluyendo abuso sexual) aumentan el riesgo de cosas como el alcoholismo, la depresión y el mal logro académico. Cierta información sobre el impacto del abuso en el cerebro puede ayudarte a entender cómo el abuso puede conducir a una variedad de resultados negativos y por qué es importante obtener la ayuda que los niños merecen.

El cerebro de dos partes

Nuestros cerebros tienen muchas partes independientes que necesitan trabajar juntas para ayudarnos a procesar nuestro entorno y tener respuestas saludables y productivas. Dos de las partes más importantes del cerebro son el sistema límbico y la corteza prefrontal. El sistema límbico es la parte de supervivencia de nuestro cerebro. Nos impulsa hacia la seguridad evitando el dolor y buscando placer. Estas unidades son potentes y se producen principalmente en un nivel subconsciente. A diferencia del sistema límbico, la corteza prefrontal es la parte racional y consciente de nuestro cerebro donde se producen razonamientos lógicos, pensamiento abstracto y regulación del comportamiento.

Desarrollo del cerebro en la infancia

Comenzando en la infancia, el cerebro está en una fase de aprendizaje intensa a medida que experimentamos el mundo que nos rodea, y nuestros cerebros continúan desarrollándose durante muchos años. Si el trauma por abuso sexual ocurre durante la infancia y la adolescencia, el desarrollo del cerebro puede verse obstaculizado. Específicamente, el trauma puede hacer que el sistema límbico se atasque en modo de supervivencia perpetua y ver el mundo como un lugar inseguro incluso después de que las amenazas de peligro se desvanecen. El sistema límbico instintivo dominará la corteza prefrontal racional y hará que un niño se sienta inseguro constantemente, ya sea que haya algo a lo que temer o no. En su libro El Cuerpo Lleva La Cuenta,*El Dr. Bessel van der Kolk explica que «el trauma produce cambios fisiológicos reales, incluyendo una recalibración del sistema de alarma del cerebro». Estos sentimientos de peligro y alarma pueden conducir a muchos resultados negativos para el niño.

Lo que puedes hacer

En primer lugar, esfuérzate por proteger a tu hijo contra el abuso sexual para que su cerebro pueda desarrollarse de maneras saludables. En segundo lugar, si ha ocurrido abuso sexual, asegúrate de que tu hijo reciba el apoyo que necesita. Hay cosas específicas que puedes hacer para ayudar. A menudo, un niño tendrá que trabajar con un terapeuta para recuperarse de lo que ha sucedido. Desafortunadamente, los niños no se recuperarán del abuso sexual por su cuenta. Necesitarán ayuda para procesar lo que ha sucedido y desarrollar respuestas saludables a sus experiencias y entorno. Incluso si un niño parece estar bien, todavía debes buscar ayuda profesional.

Tú desempeñas un papel clave en la protección de tu hijo contra el abuso sexual y en ayudarle a recuperarse si algo ha sucedido. Sabemos que esta responsabilidad puede sentirse abrumadora, pero concéntrate en el poder que posees para preparar a tu hijo para el éxito.

LECTURA SUGERIDA:
El cuerpo lleva la cuenta por Bessel Van Der Kolk, M.D.
Descargo de responsabilidad: Como afiliado de Amazon, The Younique Foundation recibe una pequeña comisión si compras desde estos enlaces que ayudan a apoyar nuestra causa sin coste adicional para ti.

Comparte esta Publicación

Conviértete en Defensor. Dona Hoy.