7 MANERAS EN QUE LOS MAESTROS PUEDEN AYUDAR A PREVENIR EL ABUSO SEXUAL INFANTIL

Un padre o tutor tiene la mayor influencia en la vida de un niño para evitar que ocurra el abuso sexual. Sin embargo, los maestros también pueden tener un gran impacto, así como ser una importante red de seguridad para los niños que corren un alto riesgo de abuso en el hogar.

Comencemos diciendo que en los Estados Unidos cada estado tiene leyes que requieren que ciertos profesionales denuncien las sospechas sobre el abuso infantil. Conoce las leyes de tu estado y ve cuál es tu responsabilidad, legalmente hablando. Estas, además de las políticas de tu empleador, te darán un buen indicador sobre qué hacer cuando tengas la preocupación de que un niño puede estar siendo abusado.

¿Pero cómo reconoces el abuso sexual? ¿Cómo sabes qué decir y cuándo decirlo? ¿Cómo puedes ayudar a prevenir que algo suceda en primer lugar?
A continuación hay 7 maneras en que los maestros pueden ayudar a prevenir el abuso sexual de sus estudiantes:

  • Connector.

    Conoce los datos

    Los niños están más propensos a ser abusados sexualmente por alguien que conocen y en quien confían, que de un desconocido. Algunos estudios sugieren que hasta el 90% del abuso es perpetrado por alguien que el niño conoce. Muchas veces el abuso ocurre dentro de la propia familia del niño. No hay un estereotipo de niño que será abusado. El abuso afecta a todas las razas, religiones, niveles socioeconómicos y edades. Si crees que no está sucediendo en tu escuela, te recomendamos que lo reconsideres. 1 de cada 5 niños sufrirá abusos sexuales antes de los 18 años, y puede ocurrir en cualquier lugar donde se reúnan los niños.

  • Connector.

    Aprende sobre el desarrollo sexual apropiado para la edad

    Los niños de diferentes edades tienen comportamientos sexuales sanos y típicos que pueden mostrar y mostrarán. Aprende lo que es «normal» para cada edad. Reconoce que el abuso sexual puede ocurrir entre niños si uno de ellos está exhibiendo comportamientos sexuales poco saludables y está forzando esos comportamientos en otro niño.

  • Connector.

    Está atento a las señales de alerta.

    Hay indicadores físicos y de comportamiento de que un niño está siendo abusado sexualmente. Presta atención y está alerta a la posibilidad de que el niño esté siendo abusado o en riesgo de ser abusado.

  • Connector.

    Crea políticas o normas para tu escuela.

    Tú puedes reducir el riesgo de abuso al establecer políticas o normas que dicten las interacciones adecuadas entre adultos y niños. Educación adicional para maestros sobre el abuso sexual también es una excelente manera de evitar que esto suceda a los niños bajo tu cuidado.

  • Connector.

    Educa a los padres

    Muchos padres no discuten los comportamientos sexuales saludables con sus hijos. Anima a los padres de tus alumnos a hablar con sus hijos sobre lo que es apropiado e inapropiado en el aula.

  • Connector.

    Aborda los problemas

    Como dice el dicho que escuchas en el aeropuerto, «si ves algo, di algo». Si un compañero de trabajo o un estudiante está exhibiendo comportamientos que te parezcan cuestionables, expresa tu opinión.

  • Connector.

    Sé un adulto de confianza

    Algunos de los niños en tu salón de clases pueden no estar seguros en el hogar. No importa cómo se vea la familia, no importa cuánto dinero ganen o dónde vivan, un niño puede ser abusado sexualmente. Crea un ambiente de confianza con tus alumnos. Hazles saber que si hay problemas en sus vidas, pueden hablar contigo al respecto. Enfatiza que los secretos no los mantendrán a salvo. Ya sea que estén siendo abusados sexualmente o no, tus estudiantes apreciarán tener en sus vidas un adulto en el que puedan confiar.

Juntos, padres, tutores y maestros pueden defender la inocencia de nuestros hijos y disminuir la estadística de que 1 de cada 5 niños sufrirán abusos sexuales antes de los 18 años. Aprende a qué estar atento y habla. Eso marcará la diferencia.