7 CONVERSACIONES SOBRE LA PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL PARA TENER CON TU(S) COMPAÑERO(S) EN LA CRIANZA

Escrito por Pam Davis

Una madre soltera nos preguntó hace poco cómo podía ponerse de acuerdo con el padre y la madrastra de sus hijos al hablar del desarrollo sexual saludable. Quería introducir temas en ambos hogares para que los niños tuvieran continuidad en lo que estaban aprendiendo.

Un padre recientemente bromeó con que su esposa manejaba todas las conversaciones y no estaba seguro de lo que sus hijos estaban aprendiendo sobre el sexo, o si estaban aprendiendo.

Otra pareja no estaba de acuerdo en lo que se debía enseñar a sus hijos y cuándo. No estaban seguros de cómo decidir quién tenía razón y quién no.

Para todas estas situaciones (y algunas otras) crear un diálogo abierto con tu(s) compañero(s) en la crianza hará toda la diferencia en el mundo. Te permitirá asegurarte de que tu hijo recibe mensajes consistentes en todos los aspectos y que no se omite nada en las pequeñas conversaciones que ambos tienen con él o ella. La crianza compartida puede ser un desafío, pero es importante que estén en acuerdo.
Aquí hay siete cosas de las que hablar con tu compañero en la crianza:

1. ¿Cuándo se llevarán a cabo las conversaciones?

Somos grandes promotores de tener conversaciones cortas frecuentes en lugar de una gran plática. Es información importante que hay que asegurarse de que ambos entiendan. Deja en claro que CUALQUIER momento es bueno para tener conversaciones sobre sexo, desarrollo sexual saludable, consentimiento, abuso sexual, etc.

2. Temas que se discutirán.

Es importante que hablen sobre lo que tratarán con tu hijo y a qué edad. Si van a enseñarle a tu hijo los nombres propios de las partes de su cuerpo, ¿comenzará esa enseñanza cuando le estén entrenando a ir al baño o antes? ¿Cuándo hablarán con tu hijo sobre las citas? ¿cuando tenga 10 años o cuando ya casi sea un adolescente?

3. Frases y palabras.

Asegúrate de usar las mismas palabras y frases que tu compañero en la crianza. Si en la casa de mamá aprenden sobre el «toque incómodo» pero en la de papá está llamado «toque inseguro», puede haber alguna confusión.

4. ¿Quién se encargará de cada tema?

Es bueno que los niños escuchen sobre el desarrollo sexual saludable de todos los adultos importantes en su vida. Dicho esto, puede que haya algunas cosas que creas que sería mejor que vinieran de tu compañero en la crianza. Hazle saber que te gustaría que tomara las riendas de esa discusión en particular.

5. Valores que quieres tratar.

Dependiendo de tus creencias políticas, religiosas o personales, puede que haya ciertos puntos de vista que quieras que tu hijo entienda durante tus conversaciones. Asegúrate de que tú y tu compañero en la crianza respeten los valores del otro y se sientan cómodos con que los compartan con tu hijo.

6. Mira a tu círculo de confianza.

Esto es algo que también deberían contemplar juntos. Tu hijo confiará en quien tú confíes. ¿Son todas las personas con acceso ilimitado a tu hijo individuos que quieres que estén a su alrededor? ¿Hay alguna persona o personas con las que quieres que tu hijo sea cuidadoso? Discutan esto juntos antes de mencionar los problemas de seguridad con tu hijo.

7. Lo que no sabes.

Es importante planear con antelación lo que sucederá si tu hijo hace una pregunta para la que no sabes la respuesta. Una forma es planear otra conversación para después de que hayas encontrado la respuesta para tu hijo. Planifica con anticipación para que ambos padres manejen esta situación de maneras similares.

No importa la situación de los padres en la vida de tu hijo, hay una manera de que todos los padres participen en las conversaciones sobre el desarrollo sexual saludable. Reúne a todos los adultos, sean abiertos y hablen sobre ello. Darle a tu hijo un mensaje consistente es importante, así que intenta que todos estén de acuerdo.

Sobre el Autor
Pam Davis

Pam Davis

Pam es una Coordinadora de Educación en Defend Innocence desde 2016. Debido a que tiene muchos familiares y amigos que son sobrevivientes de abuso sexual infantil, su trabajo aquí siempre ha estado cerca de su corazón. A través de su experiencia en la escritura y la edición, se esfuerza por crear un contenido que sea inspirador, educativo y fácil de entender. Antes de llegar a Defend Innocence, Pam persiguió su amor por la literatura y la escritura cuando obtuvo una licenciatura en Shakespeare en la Universidad de Utah y una maestría en escritura de ficción popular en la Universidad de Seton Hill. Fue mientras hacía esto que aprendió el arte de tomar grandes cantidades de información y condensarlas en algo corto y comprensible. Su mayor logro, y su mayor alegría, es ser la madre de sus dos hijos. Ya sea con sus hijos o no, puedes encontrarla leyendo un buen libro, tratando de alegrarle el día a alguien, o soltando su característica risa.