Los límites claros son amigos de todos.Pam Davis

El verano, por lo general, significa que no hay clases escolares y hay mucho más tiempo para reuniones familiares: barbacoas o parrilladas, reuniones, fines de semana largos, etcétera. Una de las duras realidades del abuso sexual infantil es que el 30% de los niños abusados sexualmente son abusados por un miembro de la familia. Si bien los miembros de la familia pueden ser algunos de tus aliados más fuertes en la protección de tu hijo, tú todavía debes pensar en cómo evitar que tu hijo sea víctima de alguien en una reunión familiar. Por difícil que sea pensar eso, es necesario. Estas son cinco cosas que puedes hacer para que las reuniciones familiares sean más seguras para tu hijo.

01

Ten cuidado con el tiempo uno a uno entre tu hijo y otra persona.

Tu hijo no debería estar pasando tiempo sin supervisión con otra persona sin tu conocimiento y consentimiento. En una reunión familiar grande, puede ser fácil que un miembro de la familia aparte a un niño y se aproveche de él o ella. Asegúrate de estar consciente de dónde y con quién está tu hijo, incluso con otros niños,en todo momento.

02

Establece límites claros.

Los límites claros son amigos de todos. Establece límites claros para tu hijo, así como para otras personas con las que pasará tiempo. Hazle saber al primo mayor que tu hijo no se cambiará frente a él. Que la tía sepa que tus hijos no tienen que dar abrazos. Hazle saber al abuelo que tu vas a participar en esa caminata con tu hijo.

03

Ten en cuenta los patrones de preparación o grooming.

Los perpetradores no sólo preparan a un niño; ellos también preparan a los padres del niño. Esta preparación o grooming comienza con simplemente probar límites, pequeños regalos o tocamientos insignificantes antes de que se intensifique. Asegúrate de estar atento a las señales y mantener a tu hijo a salvo.

04

Mantén una comunicación abierta con tu hijo.

Escucha a tu hijo. Escucha lo que lo hace sentir incómodo, enojado o extasiado. Si no quiere sentarse en el regazo del abuelo, probablemente haya una razón. Si le tiene miedo a su primo, probablemente haya una razón. Si ignoras sus preocupaciones, entonces estás cortando esa comunicación abierta y animándolo a no hablar contigo cuando necesite ayuda.

05

No dejes que la gente rompa las reglas familiares.

En las reuniones familiares puede haber una sensación de «relajación» sobre las reglas. Quedarse despierto hasta tarde ahora está permitido, las películas que no hubieras permitido que tu hijo viera la semana pasada ahora la están pasando, y le dan a tu hijo adolescente su primer copa de vino. En el mejor de los casos, esto envía mensajes contradictorios a tu hijo. En el peor de los casos, está allanando el camino para que un perpetrador obtenga acceso y aproveche esta zona sin reglas.

Las reuniones familiares pueden ser divertidas o estresantes, dependiendo de tu familia. Elimina algo de la tensión al prepararte de antemano, hablando abiertamente con tus hijos, y asegurándote que todo el mundo sepa que no se van a romper las reglas. Tú eres la mejor persona para proteger a tus hijos en este tipo de situaciones, por lo que es importante estar preparado para hacerlo.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN

Conviértete en Defensor. Dona Hoy.