Alentamos a los padres a tener discusiones pequeñas y frecuentes sobre la salud sexual con sus hijos (o, Pequeñas charlas). Eso puede ser difícil para muchos padres, especialmente si la sexualidad no era algo que alguna vez se discutió contigo cuando eras niño o adolescente. Una forma de comenzar la discusión es leyendo libros juntos. Encontramos tres libros que creemos que son una gran manera de comenzar la conversación con tus hijos más pequeños.

¿Cómo se hace un bebé?

de Cory Silverberg, ilustrado por Fiona Smyth

A primera vista, este libro parece sacado directamente de la década de 1960. Las ilustraciones son brillantes, arremolinadas y entretenidas. La historia habla de lo básico de cómo se hace un bebé, a través de un óvulo y un espermatozoide. Mantiene las cosas lo suficientemente específicas para los niños curiosos, pero lo suficientemente vagas como para que puedas decidir dónde completar lo que pienses que sea necesario. Este es un gran libro para todos los niños, ya sea que fueran concebidos tradicionalmente, adoptados, nacidos a través de la gestación subrogada, o de cualquier otra manera. Leer esto juntos ofrece la oportunidad de discutir cómo llegaron a existir en tu vida. También te permitirá abrir la puerta a otras conversaciones sobre sexualidad y le permitirá a tu hijo sentirse cómodo viniendo a ti con preguntas.

¡He dicho que no!

de Zack y Kimberly King, ilustrado por Sue Rama

Este libro está escrito con la prevención del abuso sexual infantil en mente. La historia se cuenta desde el punto de vista de un niño llamado Zack y las lecciones que ha aprendido. La duración de este libro y la cantidad de palabras por página será difícil para los niños más pequeños, pero se pueden dividir en varias sesiones de lectura combinadas con discusiones sobre los temas. Cubre mucho terreno y te dará mucho en qué pensar y sobre lo cual hablar con tu hijo.

Tu cuerpo te pertenece

de Cornelia Spelman, ilustrado por Teri Weidner

Este es un libro con un mensaje. La escritora, una trabajadora social con licencia, comienza el libro con dos páginas para los padres sobre no obligar a sus hijos a mostrar afecto cuando no se sienten cómodos haciéndolo. El libro continúa expandiendo sobre este tema, refiriéndose directamente al niño o a los niños a los que se les está leyendo el libro. La escritura es simple, fácil de leer, y será fácil de entender para los niños. Las ilustraciones no son tan grandes y, aunque el mensaje en el libro es bueno, hizo que fuera un libro más difícil para algunos de los padres en nuestro personal consiguieran que su hijo se involucrara con el libro. Sin embargo, es un buen libro para iniciar una discusión sobre el tacto seguro y el toque incómodo.

No esperes que estos libros infantiles hagan la el trabajo por ti. Los libros sólo están empezando la conversación. Depende de ti asegurarte de que tu hijo está recibiendo la información, las respuestas y la comprensión que necesitan para su edad y nivel de madurez. Recomendamos leer los libros por ti mismo primero, para que puedas anticipar algunas de las preguntas que pueden surgir cuando lo leas con tus hijos. Mientras que hablar de salud sexual puede parecer desalentador a veces, los libros son una buena manera de comenzar la conversación.

LECTURA SUGERIDA:
¿Cómo se hace un bebé? de Cory Silverberg
¡He dicho que no! de Zack y Kimberly King, Ilustrado por Sue Rama
Tu cuerpo te pertenece de Cornelia Spelman, Ilustrado por Teri Weidner
Descargo de responsabilidad: Como afiliado de Amazon, The Younique Foundation recibe una pequeña comisión si compras desde estos enlaces que ayudan a apoyar nuestra causa sin coste adicional para ti.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN

Conviértete en Defensor. Dona Hoy.