En defensa de los Delatores: 3 Razones por las que Quieres que Tu Hijo Sea Un Delator

Si buscas sinónimos de la palabra delator tienes palabras como soplón, sapo, chismoso, bocón, hablador y traidor. Esto es sorprendente puesto que la definición real es simplemente “una persona que proporciona información acerca de algo malo que ha hecho otra persona.” ¿Por qué menospreciamos a quienes sacan a luz lo malo que está sucediendo?

El Abuso sexual de menores crece en secreto. Si animamos a la gente, especialmente a nuestros niños, a que miren para otro lado cuando alguien está haciendo algo que los hace sentir incómodos o que saben que está mal entonces en algunos casos, estamos tolerando ese comportamiento. Estamos permitiendo que continúe sin cesar porque es más fácil que tener una conversación incómoda.

¿Qué pasa si en lugar de una mentalidad de “a los soplones les va mal”, abrazamos la transparencia y la veracidad? Aquí hay 3 razones por las que debes estimular a tu hijo a ser un delator:

Fomenta la comunicación abierta

Si quieres que tu hijo hable abierta y honestamente, eso significa permitirles que te digan cualquier cosa. Esto podría significar “delatar” a su hermano o a un niño en la escuela. Escucha. Escucha realmente lo que están diciendo y eso los motivará a seguir hablando.

Detiene los secretos perjudiciales

No sólo el abuso sexual sino intimidación, abuso de drogas, etcétera. Si tu hijo ha aprendido que le irá mal si “delata” a alguien por cosas pequeñas entonces será menos probable que te diga cuando esté siendo intimidado o acosado en las redes sociales.

Protege a las personas que amas

Entre más abierto y honesto seas en cuanto a las cosas que son potencialmente perjudiciales, más seguros estarán tú y los tuyos. Permitirle a tu hijo que se acerque a ti con inquietudes y preocupaciones, y elegir responder en lugar de reaccionar los hará sentirse seguros.

Puede ser molesto si tu pre-adolescente viene cada 10 minutos a dar queja de que su hermano está haciendo algo, pero sentarás un precedente con tu reacción. Si respondes con amor, será más probable que se acerque a ti en el futuro. Si tan sólo le dices que deje de molestarte, entonces no te dirá nada. Incluso cuando sea algo más importante.

Es cierto, delatar puede no siempre ser lo más constructivo y que le digan a tu hijo que es un soplón puede doler, pero animarle a ser siempre abierto y honesto será lo mejor que puedas hacer a la larga.